MLB: Hughes busca recuperarse y mantener vivos a los Yanquis

22.10.2010 12:14

 


El lanzador estelar de los Yanquis de Nueva York,
                 Phil Hughes

ARLINGTON, Texas, EE.UU. (AP) - Phil Hughes observó desde el bullpen la forma en que CC Sabathia se recuperaba de una mala salida en la serie de campeonato de la Liga Americana y mantenía vivas las esperanzas de los Yanquis, de repetir como monarcas de la Serie Mundial.

Ahora le ha llegado el turno al propio Hughes, quien abrirá el sexto juego, el viernes por la noche, ante los Rangers de Texas.

En Arlington, Hughes había lucido hasta el segundo encuentro de la serie, cuando fue vapuleado. Le emociona el tener una nueva oportunidad, todavía con más presión.

Los Yanquis están obligados a ganar para obligar a un séptimo y decisivo encuentro.

"No quería que mi temporada concluyera con mi apertura anterior", dijo Hughes el jueves.

Los Yanquis están en desventaja por 3-2 en la serie, al mejor de siete partidos. Ello significa que se encuentran entre la espada y la pared.

Y Hughes no quiere de ninguna manera que esta temporada, la cual ha marcado su ascenso como un buen serpentinero, concluya por su propia culpa. Fue él quien estaba en el montículo cuando Nueva York sufrió su primera derrota en la serie.

El derecho admitió siete carreras y 10 hits en cuatro innings, en los que regaló tres bases por bolas. Permitió que 13 enemigos se le embasaran y sacó sólo 12 outs.

"Tuve una actuación muy predecible, en la que lancé muchas bolas que representaron fallas; a eso se reduce todo", dijo "Tengo que hacer un mejor trabajo, y confío en que lo lograré".

Suele lograrlo. Sólo en una ocasión durante toda la campaña los Yanquis perdieron duelos seguidos abiertos por Hughes, quien inició 29 partidos en la temporada regular. Sumó 18 victorias y fue elegido para el Juego de Estrellas.

Simplemente nadie se esperaba su derrumbe en el segundo duelo de la serie de campeonato.

Hughes no había permitido tantas carreras en toda la campaña. Fue su mayor cifra de hits y su segunda actuación más breve.

"Espero que él tenga mucho más control", dijo el manager Joe Girardi.