NBA: Jugadores deben repensar pagos: Stern -

16.12.2010 17:20

 

Reuters

 

Por Steve Ginsburg

NUEVA YORK (Reuters) - El comisionado de la liga estadounidense de baloncesto (NBA), David Stern, no tiene el mejor humor en estos días pese a tener una oficina desde la que puede apreciarse el jolgorio de temporada vacacional de la resplandeciente Quinta Avenida de Nueva York.

Stern entiende que ya ha dado lo suficiente a través del tiempo. Su liga perdió unos 370 millones de dólares hace un año y espera otro desastre financiero en el 2010.

"El sistema produjo un fondo financiero común extraordinario para nuestros jugadores en el que la compensación promedio excede los 5 millones de dólares. Tiene que haber un reajuste en nuestros sistema", dijo Stern a Reuters en una entrevista.

"Creemos que hay lugar en ese sistema para que los dueños puedan ponerse en una posición en la que cada equipo pueda tener una oportunidad de competir y ser redituable", agregó.

El directivo de 68 años está concentrando toda su atención en ultimar detalles de un nuevo acuerdo laboral con los jugadores para evitar el primer paro en la liga desde la temporada 1998/99.

Los jugadores reciben el 57 por ciento de los ingresos de la NBA, pero Stern indicó que los costos para generar ese dinero se habían incrementado dramáticamente.

"Este reparto va dirigido hacia el bruto. Y en medio de ello, como el porcentaje se incrementó a un 57 por ciento en los acuerdos sucesivos, se hicieron concesiones para los jugadores", señaló el comisionado.

"Pero el costo de producir la torta ha ido aumentando también. Pero los jugadores no comparten ese costo. Ellos sólo comparten lo que el costo genera. Todo se incrementó", añadió.

FRANQUICIAS EUROPEAS

Stern citó la seguridad, el combustible de aviones y las presentaciones de los partidos como algunas de las áreas en que los costos crecieron dramáticamente. Por ello, sostuvo que las expectativas de los jugadores tenían que cambiar.

"Necesitamos tener un modelo comercial sustentable que hará que los dueños y los eventuales propietarios quieran hacer grandes inversiones para mejorar nuestro deporte sobre una base global que será muy buena para aficionados, jugadores y dueños", manifestó Stern agitando sus manos con énfasis.

"Estamos muy inspirados por ese objetivo", continuó.

Stern dijo que veía a la NBA esparcida por Europa en la próxima década, aunque aclaró que no será él quien guíe el barco.

"Si me preguntan si seré comisionado en 10 años, la respuesta es no. Pero si me preguntan si creo que habrá franquicias en Europa en 10 años, la respuesta es sí", resumió Stern.

"Tenemos que analizar el mercado para ver quién nos quiere y si existe apetito de un calendario de 41 partidos en casa a los precios que serían necesarios para competir. Pero cuando la liga se expanda a Europa, estoy seguro de que lo hará con múltiples franquicias. Eso facilitará los viajes", agregó.

Por otra parte, Stern se refirió a las expectativas sobre el éxito del Heat esta temporada.

Los jugadores estrella LeBron James y Chris Bosh arribaron a Miami junto a Dwyane Wade en la pretemporada para conformar un equipo que muchos creían que se alzaría con el título.

Luego de un flojo comienzo, Miami empezó a acumular triunfos y ahora tiene una de las mejores marcas de la Conferencia Este.

Stern citó a los Lakers y Celtics como ejemplos de equipos llenos de estrellas que supieron consagrarse campeones.

"Tres jugadores estrella pueden hacer mucho. Los tres que tengo en mente son James Worthy, Magic Johnson y Kareem Abdul-Jabbar (Lakers). Y Larry Bird, Robert Parish y Kevin McHale (Celtics)", remarcó.

"Cuando las estrellas juegan juntas por un tiempo, pueden hacer cosas maravillosas", continuó.

En tanto, Stern sostuvo que la NBA estaba "perfectamente posicionada" para crecer por su expandida popularidad, aunque dijo que se necesitaba avanzar en el acuerdo de negociación colectiva que finaliza en junio.

El titular del sindicato de jugadores, Billy Hunter, indicó recientemente que era seguro en un 99 por ciento que sus colegas realizaran una huelga el año que viene.

"Estuve por aquí demasiado tiempo para no creer firmemente que va a haber un acuerdo", remarcó Stern.

"El dolor que nos causemos en última instancia afecta el tipo de acuerdo. Espero que no haya dolor. Pero depende de nosotros y de los jugadores que funcione", concluyó.

(Editado en español por Damián Pérez)